Según los últimos datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, los ciudadanos europeos siguen en su mayoría respirando aire muy poco saludable, más aún si en las mediciones se aplican los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

Aquí os dejo dos gráficos que visualizan esta situación. 

Captura de pantalla 2017-12-15 a las 13.02.09.png

 

Captura de pantalla 2017-12-15 a las 13.03.47.png

 

 

Anuncios